El feminismo como forma de acción política en Aragón

Acciones y estrategias para el cambio.

Primeramente, desde Puyalon de Cuchas entendemos que el género por su carácter transversal debería ser considerado en todo proyecto dedicado al desarrollo local, y  en este caso concreto con mayor razón, ya que nuestra propuesta política feminista plantea a las mujeres y a las personas discriminadas por su condición de género u orientación sexual como sujetos de acción y transformación socioeconómica en Aragón.

Nuestra propuesta feminista dentro del ámbito independentista, no parte de supuestos nacionalistas en los cuales la mujer se mantiene como transmisora de tradiciones en el hogar, renegando su actividad al ámbito privado y, por lo tanto, reforzando roles patriarcales, sino que creemos en los diferentes sujetos políticos feministas dentro de un país, ya sean mujeres, transexuales, travestis, homosexuales y lesbianas como modelos emergentes para el cambio social y cultural. Sobre este aspecto, es importante descubrir el contenido que cada nacionalismo da a los sistemas de género y que va enlazado con el modelo de país que se pretende construir.

Si ahora realizamos una breve síntesis, en nuestro territorio la tasa de actividad  femenina es de 51,45%  mientras que la masculina asciende a 66,62. Entre las razones de dichas diferencias, se encuentra la desigualdad en el reparto del trabajo doméstico y el cuidado de las personas. En este sentido, la sociedad aragonesa  padece las consecuencias derivadas de la dificultad de conciliar empleo y familia: tenemos uno de los índices más bajos de natalidad en el medio rural y uno de los más elevados de esperanza de vida desde una perspectiva internacional. La consecuencia inmediata es la escasez de población activa y el envejecimiento poblacional,   problemas que nos afectan a todas, por su incidencia en el sistema de Seguridad Social.  Por lo que desde Puyalon, creemos que se hace necesario la revisión de las políticas de conciliación y su dudosa contribución práctica a la construcción de unas relaciones de género más igualitarias. Desde aquí,  se advierte que el concepto de conciliación se asimila, en muchos discursos políticos y técnicos, al de “compatibilización”  por parte de las mujeres de las responsabilidades domésticas y familiares.

Así, en su busca de autonomía económica, las mujeres siempre tienen que administrar el tiempo y la disponibilidad para el trabajo de cuidado y para el trabajo remunerado. Por eso,  muchas veces se ven limitadas a empleos de jornada parcial o a trabajos informales que les permiten ir a buscar a las niñas a la escuela, llevarlas al médico, etc. Justamente, debatir y crear formas de superar la división sexual del trabajo, la naturalización del trabajo de las mujeres en la esfera privada, y la valorización del trabajo productivo sobre el trabajo reproductivo, creando las condiciones necesarias para que las mujeres tengan más tiempo libre para el ocio o la participación ciudadana es uno de los retos principales a los que se enfrenta nuestra organización. Las barreras son estructurales pero también ideológicas y deben superarse mediante la aplicación de medidas de acción positiva. Justamente, nuestras acciones y propuestas tendrán como objetivos la distribución de las riquezas, el derecho de todas y todos al empleo, a condiciones de producir y comercializar con dignidad, a posibilidades de crecimiento personal, además del derecho a tiempo libre, todas ellas, teorías contempladas en  la economía solidaria feminista. Desde estos planteamientos, las mujeres pueden ser el soporte esencial de la diversificación de las actividades y del desarrollo de los diferentes sectores que conforman nuestro país. En este sentido, el empoderamiento de las mujeres y su participación en condiciones de igualdad en procesos de toma de decisiones es fundamental para el logro de la igualdad en Aragón.

Sumado a esto, no hay que olvidar la inexistencia de políticas públicas destinadas a personas transexuales en Aragón. De esta forma, este colectivo se enfrenta a muchas dificultades,  puesto que desde el momento de querer tener una vivienda propia hasta la hora de querer buscar un trabajo alternativo a la prostitución, son víctimas de insultos, violencia, en una palabra, discriminación. Desde Puyalon, entendemos que todas las personas, independiente  de su condición de género, formamos parte de la gran diversidad cultural que existe en la ciudadanía aragonesa y, por lo tanto, lucharemos porque sus derechos se equiparen al resto.

Siguiendo con el tema, aunque la ley de matrimonios homosexuales y parejas de hecho haya supuesto muchos avances a nivel social en nuestro territorio,  como por ejemplo la adopción, desde nuestra organización creemos que habría que revisar determinadas cuestiones, como el derecho a la pensión de viudedad por parte de los cónyuges, puesto que este caso no viene contemplado en la nueva reforma, obligándonos a formar un modelo de familia bajo directrices legales patriarcales y decimonónicas.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta, es que en Aragón son más de 1.300 las intervenciones mensuales que realizan las diferentes asociaciones o entidades sin ánimo de lucro con personas que ejercen la prostitución, pero no existe ninguna legislación que regule sus derechos como trabajadoras. Justamente, desde Puyalon creemos en la dignidad concreta de las mujeres, hombres, transexuales y travestis, por cierto que libremente deciden ganarse la vida con el trabajo del sexo,  a reivindicar el reconocimiento de su existencia como sujetos de derechos. Además, criminalizando su entorno y sus relaciones no se les protege, sino que se les oculta en la subcultura de lo desviado, garantizando su victimización. La prohibición crea estigma, aislamiento y mayores dosis de vulnerabilidad e indefensión para sus supuestos beneficiarios. Sumado a esto, como prioridad en nuestro programa político, intentaremos erradicar la prostitución forzada, que es hoy una de las formas más graves y persistentes de violencia de género. Para ello no se precisan nuevas leyes, que ya hay bastantes; sino que realizaremos un buen uso judicial y político de las que tenemos. Favorecer la transparencia en el mercado de la prostitución y garantizar condiciones de legalidad para quienes denuncien prácticas de explotación sexual será uno de nuestros objetivos prioritarios.

Siguiendo con nuestras propuestas, la aprobación de la ley integral contra la violencia de género en Aragón ha supuesto grandes cambios, pero no se han llevado a cabo determinadas acciones que incluía, sobre todo en lo referentes a la prevención, a medidas educativas y sociales. Por lo que nuestras acciones irán encaminadas hacia estos puntos, partiendo de la educación formal e informal como base para el cambio. Además, haremos participes a las víctimas de violencia de género de  las reformas legales que esta materia supone. También desde Puyalon, nos implicamos en el compromiso para que se produzcan reformas en leyes que infravaloran al hombre, como la reforma de la ley de violencia, la ley de divorcio en materia de atribución de vivienda, reparto de bienes, pensiones. Al mismo tiempo,  la violencia de género que sufren las mujeres inmigrantes presenta un problemática más compleja que la que ya de por sí sobrelleva cualquier mujer aragonesa que ha sobrevivido o que está en proceso de salir del círculo de esta violencia, por la especial vulnerabilidad en la que estas viven. De esta forma, desde nuestra organización revisaremos varios aspectos a tener en cuenta para su obligado cumplimiento de cara a garantizar plenamente sus derechos, nos referimos a tres principalmente: derecho a intérprete y derecho a la justicia gratuita y a los servicios sociales cuando su situación es irregular.

Desde aquí, también queremos revelar el hacinamiento agravado de los módulos de mujeres en la macrocarcel de Zuera y la separación que sufren de sus hijos/as una vez cumplidos los tres años,  rompiéndose el vinculo afectivo materno, esta situación trae consigo graves problemas en la psique de los/as menores y de las madres, además de las vejaciones y el acoso por parte de  los/as funcionarias hacia estas, tanto si son presas sociales, como políticas. También,  queremos denunciar las problemáticas que sufren  las personas transexuales que ingresan en prisión, ya que el criterio que se sigue en todos los casos a la hora de distribuir a los presos/as en las cárceles de hombres o mujeres es la condición sexual que aparece en su DNI, no respetando su identidad de género.  Pero, sobre todo, queremos denunciar la continuidad de un modelo penitenciario  que se limita a encerrar personas, priorizando el castigo por encima de todo y la invisibilización social de las mismas, tanto cuando están dentro, como cuando salen.

Todos estos factores, nos sirven para deducir que pertenecer a uno u otro género conlleva a una serie de inconvenientes, pero es que el espacio urbano también esconde unas reglas que corresponden exactamente a la estructura de poderes y relaciones que rigen nuestra sociedad. Así, ser mujer conlleva un miedo específico, diferencial y añadido a la representación subjetiva del miedo o la inseguridad que puede sufrir un hombre. Tres son principalmente los grandes miedos de las mujeres en las ciudades de nuestro país: el principal, es el miedo a la violencia sexual; en segundo lugar, a ser atracada o agredida; y el tercero, a la inseguridad vial por el exceso de tráfico Características urbanísticas tales como las mala iluminación, los accesos a la vivienda, los parques, pasajes…estos factores relacionados con la existencia de gente en la calle, si es de día o de noche, la imagen de seguridad transmitida por los medios de comunicación, calles y barrios más conflictivos y peor equipados para la ciudadanía…hacen que la ciudad no sea para las mujeres. Desde esta perspectiva, la finalidad perseguida por Puyalon será la de adoptar las medidas necesarias en los planes urbanísticos, transporte urbano, mejore equipamientos en las calles, dispositivos de seguridad en general….para conseguir la ansiada igualdad en la ciudadanía. En definitiva, se pondrán en marcha las iniciativas o acciones necesarias dedicadas a terminar con la violencia simbólica en contra de las mujeres en el espacio urbano.

Partiendo de estas bases, daremos nuestro apoyo y formaremos parte de los movimientos y luchas que ayuden a educar e impulsar la igualdad real en todos los ámbitos o niveles sociales.

Finalmente, el empoderamiento de las mujeres y de las demás personas discriminadas por su condición de género u orientación sexual es actualmente un objetivo fundamental en Puyalon de Cuchas, que a través del acceso al empleo y de la potenciación de su participación en la toma de decisiones en igualdad con los hombres, nos conducirá hacia un desarrollo humano y económico en armonía con nuestro país.   Desde esta mirada, el Feminismo es hoy, una de las filosofías alternativas que aporta una esperanza de transformación social, un movimiento social y una opción política, que ha producido y producirá cambios sociales importantes en nuestro territorio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: