Autodeterminación e Independencia

Tenemos todo el derecho como Pueblo

Plantear en Aragón hoy en día el ejercicio del derecho de autodeterminación es en última instancia plantear sobre la mesa qué es Aragón, quienes somos los aragoneses y aragonesas y qué futuro queremos para esta tierra. Es reconocer que por encima del entramado jurídico e institucional que se nos ha impuesto por el estado español desde la derrota y la conquista militar de 1707 está la voluntad de un pueblo. Es reconocer precisamente eso, que somos un pueblo, que constituimos una nación y que nada ni nadie, salvo nosotr@s mism@s, tiene el derecho a organizar nuestra existencia colectiva en todos los aspectos (político, económico, social, cultural, etc).

El ordenamiento jurídico español actual empezando por su llamada Carta Magna,la Constituciónde 1978, niega el ejercicio de este derecho a los pueblos que somete, y lo hace contraponiendo a cualquier aspiración de libertad colectiva el recurso a la violencia por medio de sus Fuerzas Armadas, otorgando al ejército la capacidad de actuar militarmente ante cualquier situación, por muy democrática o legítima que ésta sea, que ponga en peligro la unidad del estado. La monarquía constitucional española, heredera de la dictadura franquista, nos muestra su auténtica cara reaccionaria y antidemocrática. Lo que nos conduce a una sencilla conclusión: Si España actualmente necesita amenazar con las armas para defender su unidad es porque esa unidad ha sido impuesta desde hace siglos por esas mismas armas y revela el miedo de las clases dominantes a que la sociedad piense y actúe por sí misma, mostrándonos una de las muchas carencias democráticas que posee el estado español desde su creación.

El derecho de autodeterminación, o lo que es lo mismo, el derecho de cualquier pueblo a decidir por si mismo su destino, la manera de organizarse y de relacionarse con los demás pueblos del mundo, debería ser algo totalmente asumido en todos los lugares del planeta, y por lo tanto algo incuestionable. Sin embargo esto queda muy bien  firmado en un papel comola Cartade las Naciones Unidas, carta que teóricamente todos los países aceptan cuando entran a formar parte dela ONU,  pero claro, la cosa cambia cuando los estados deben velar por este derecho y permitir su ejercicio en su propio territorio. Entonces es cuando aparece el hedor de la opresión, ese olor que desprende el estado español, y que tan bien conocemos, cuando recuerda constantemente a los pueblos que tiene sometidos que jamás podrán ejercer ese derecho.

Por contra, frente a la opresión que nos ofrece el reino de españa, desde la izquierda independentista proponemos unos mecanismos realmente democráticos. La autodeterminación implica el mayor acto de libertad que podemos ejercer individual y colectivamente. Decidir libremente nuestro destino como personas libres e iguales que a su vez conforman un pueblo que quiere ser libre y vivir en plano de igualdad con los demás pueblos del mundo. Y para ello debemos empezar por tomar conciencia de nuestra realidad nacional, autoorganizarnos, e ir creando las bases de un auténtico poder popular hasta llegar a un nuevo marco político que sea consecuencia del desarrollo democrático de ese proceso de autodeterminación: la independencia nacional.

Obviamente, la apuesta de Puyalón de Cuchas no plantea quedarse en la reclamación de una mera independencia nacional, o lo que es lo mismo, en la consecución un estado burgués asimilable a cualquier otro de Europa, ya que no podemos entender una Aragón sin libertad total, esto es, un Aragón libre de injerencias externas, un Aragón donde sea realmente el pueblo quien elija sus propias formas de gobierno, donde podamos construir nuestro propio modelo económico al margen de los intereses del capital, donde desarrollar una política social y cultural acorde a nuestro pueblo.

Quienes componemos la izquierda independentista entendemos que la lucha por la independencia de Aragón es una lucha revolucionaria e internacionalista, y que los trabajadores/as debemos de ser el motor de esa lucha. El estado español simplemente es el marco institucional que necesita la burguesía para continuar con la explotación de la clase trabajadora en su propio beneficio y para luchar contra el capitalismo en Aragón es necesario luchar contra la misma existencia de España

Para finalizar, Puyalón de Cuchas considera y concluye, que las luchas de liberación nacional van intrínsecamente ligadas a las luchas populares, y que es totalmente incongruente apoyar estas luchas populares y aceptar de facto un orden de dominación territorial concreto.  Es pues, por esto, por lo que animamos al pueblo trabajador aragonés a construir un Aragón libre y socialista, apoyando la lucha de liberación nacional y de clase, apoyando y participando en la izquierda independentista de Aragón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: