La esclavitud del progreso

POLITICA MEDIOAMBIETAL Y ECOLOGÍA SOCIAL

 La esclavitud del desarrollismo capitalista versus la liberación del desarrollo sostenible.

En la actualidad no solo podemos hablar de crisis económica sino de una crisis a nivel global, una crisis que se refleja en todos los aspectos de nuestras vidas incluido en los aspectos medioambientales por lo que es necesario recuperar el concepto de crisis ecológica, que pone en un serio peligro la conservación de todo el planeta.

Estamos ante una de las peores crisis económica y social que ha sufrido la humanidad y en el trasfondo de todo está el riesgo de una crisis planetaria a nivel medio ambiental, cuando todos los parámetros nos indican que el riesgo de calentamiento global es real y las consecuencias tanto ambientales como económicas y sociales ponen de nuevo en entre dicho el modelo capitalista de desarrollo basado en el consumismo y la lógica del dominio, que pretende adecuar los procesos naturales a las necesidades del hombre, un desarrollo puramente materialista de la ciencia y tecnología sin atender a las mínimas consecuencias medio ambientales.

Este modelo basado en un concepto decimonónico de la naturaleza, cuya depredación y saqueo es base del desarrollo capitalista ha de ser revisado, para ello planteamos una ecología social, libre de ese concepto dominador, ya que el dominio del hombre sobre la naturaleza se basa en el dominio de un ser humano sobre el otro, el concepto de explotación se traslada a lo largo de todos los procesos productivos hasta alcanzar su máxima expresión en el concepto capitalista de la economía.

Por lo que para recuperar ese equilibrio ecológico es necesaria la eliminación del concepto de dominio, de distinción de clase, de la jerarquización social.

Nuestra propuesta anticapitalista busca el retorno a esa comunión con el ecosistema, evitando el abuso y buscando una integración del desarrollo partiendo de la eliminación de clases como medida necesaria para la recuperación del concepto de naturaleza y no de recursos naturales.

Esto no implica ni aboga por una renuncia al desarrollo ni la evolución lógica de la tecnología, sino una recuperación de la armonía que suponga un “feedback”, mediante el desarrollo de una tecnología que permita restablecer esa relación de forma equilibrada.

Se hace necesario el desarrollo de nuevas formas de energía limpia que elimine la dependencia de sustancias contaminantes y especulativas, la reincorporación de los procesos naturales a nuestra vida mediante la integración de formas de desarrollo ligados a los ecosistemas, aprovechando sus funciones como mecanismos de canalización energética como pueden ser los procesos depurativos y asimilativos de los organismos buscando un ciclo integral del aprovechamiento del agua.

La modificación de la percepción de desarrollo urbano, evitando el concepto de megalopolis eliminando la especulación y cultura del ladrillo con modelos de ciudad más humano, buscando la integración de la cotidianeidad en los procesos de reaprovechamiento, la reutilización, reciclado, revalorización y depuración, han de ser prácticas comunes en nuestras vidas como lo son en los procesos naturales, para ello se hace imprescindible la educación, una cultura que modifique los hábitos sociales de consumismo y despilfarro. Una sociedad educada en el respeto a la naturaleza y en la importancia de todos sus procesos.

La mejor política conservacionista es aquella que busca evitar la necesidad de intervenir, prevenir el deterioro de nuestro entorno es la mejor forma de asegurar la supervivencia de todas las especies incluyendo la humana.

MEDIO AMBIENTE EN ARAGÓN. ARAGON NO ES UN SOLAR

“Porción de terreno donde se ha edificado o que se destina a edificar.” Así es como ven Aragón, un lugar donde aplicar un modelo de desarrollo desfasado basado en la especulación, en el todo vale y el pelotazo a tuttiplen.

“Nuestros gobernantes”, han aplicado para nuestro país la única forma que conocen de crear riqueza, la que usan para ellos mismos y sus amigos, la turbiedad, los amiguismos y el peso de las amenazas a los que se atreven a levantar la voz en contra. Incapaces de ver más allá de lo que han mamado no pueden ni saben pensar de otra manera. Lejos de buscar soluciones que aplaquen la voracidad de un capitalismo inhumano, solo ven en Aragón un lugar que ofrecer a sus fauces como quien ofrenda un sacrifico a la bestia para que sea benévolo con ellos.

Mientras valles, montañas, ríos, estepas, cerros y ollas ven como su entorno natural deja de serlo para convertirse en urbanizaciones descomunales, aeropuertos en la nada, campos de golf sin futuro, casinos ¿Para quién?, pantanos para especular con el agua, grandes AVES que atraviesan y fragmentan el país “en pos de la comunicación”, aumentando aun más las distancias al eliminar el tren tradicional.

Todo esto ha provocado que en Aragón, allá donde miremos encontramos absolutos desmanes y desatinos medioambientales.

  • El Pirineo se estremece por las excavadoras de las estaciones de esquí con proyectos de ampliaciones o nuevos proyectos de cara a un futuro más que incierto, climatológicamente hablando. Y todo ello apoyado en la financiación del ladrillo, eliminando los modelos de interacción del hombre con la naturaleza que ha conformado a lo largo de los siglos los paisajes de nuestras montañas. Y a sus pies en los Valles pirenaicos y somontanos del Sobrarbe se plantea un descomunal proyecto que pretende crear 10.000 puestos de trabajo en una comarca cuya población apenas rebasa los 7.000 habitantes, donde se entremezclan todas las barbaridades y ponen en la picota siglos de desarrollo sostenible.
  • En las estepas monegrinas se plantea la creación de el mayor espacio dedicado al juego de toda Europa, con unos requerimientos de infraestructuras, energéticos, agua y personas que provoca escalofríos solo pensar en la inversión que suponen para Aragón el oscuro negocio de unos pocos. Y todo ello a costa de destruir cientos de hectáreas de hábitats protegidos por la Directiva hábitats y la Red Natura 2000.
  • Nuestros ríos pendientes de unas infraestructuras hidráulicas que hipotecan la estabilidad biológica de sus aguas, contraviniendo la Directiva Marco del Aguas.
  • La voracidad capitalista amenaza de nuevo a nuestros pueblos con la puesta en marcha de Minas como la de Borobia en la sierra del Tablado, que amenaza gravemente no solo la integridad ecológica del entorno, de ríos, acuíferos y naturaleza en general sino que sus implicaciones sobre la salud humana desaconsejan absolutamente la puesta en explotación.
  • De igual forma el desarrollo de una agricultura masiva, extensiva y monoespecífica supone una grave amenaza a la agricultura tradicional y del pequeño productor, que se ve obligado a la utilización de semillas transgénicas creadas por las grandes industrias internacionales como MONSANTO, que amenazan la diversidad ecológica de la rica huerta aragonesa, perdiéndose prácticamente todas las variedades agrícolas de Aragón. Esto provoca la supresión de la identidad de agricultor pasa a ser un mero manipulador de tierra ya que con esta política de producción agraria se elimina la decisión humana de la gestión y producción. Se elimina la soberanía alimentaria y capacidad de decisión en la gestión del propio productor sobre el qué y cuando producir.

El Medio Ambiente en Aragón se merece un respeto, su alto valor biogeográfico nos hace disfrutar de un sinfín de ambientes que van desde las diminutas plantas alpinas hasta a los diminutos crustáceos endémicos de nuestras salinas de monegros, capaces de aguantar las condiciones más duras de salinidad y sequias…pero que el desarrollo de regadíos mal planteados ponen en jaque.

Este modelo de desarrollo que contempla al medio ambiente como un estorbo, no es más que el reflejo de una política ambiental que no entiende del valor de la vida por si misma, que únicamente ve en el “territorio” un lugar de mercadeo

Por todo ello proponemos el desarrollo de una política medio ambiental que establezca como prioridad:

–          La creación de un organismo Aragonés de energía que plantee el desarrollo de energías limpias, y la correcta administración de los recursos energéticos.

–          Desarrollar una política hidráulica que establezca como prioridad el mantenimiento de los procesos naturales de los ríos como base para su conservación, atendiendo las disposiciones del Directiva Marco del Agua. Huyendo de trasvases y construcción de grandes pantanos en sus cauces que supongan la destrucción de los hábitats y especies ligados a los ríos.

–          Fomentar unas políticas de desarrollo sostenible, con especial atención a los usos tradicionales del suelo y aprovechamientos sostenibles de los recursos que permitan el mantenimiento y prosperidad de la vida en el medio rural sin necesidad de caer en el dinero fácil de la especulación urbanística, aprovechando el atractivo de nuestro entorno para buscar formas de gestión y fomento de un turismo responsable y compatible con el mantenimiento de las características naturales de cada sitio.

–          El desarrollo de una educación ecológica, que nos enseñe a visualizar la importancia de cada uno de nuestros gestos cotidianos, fomentando el ahorro energético la reutilización, reciclado, valorización y depuración de nuestros residuos con aprovechamiento y reutilización de aguas residuales como aguas de riego cuando así lo permitan los parámetros de contaminación.

–          Optimizar los procesos de recogida de residuos mediante la implicación ciudadana y establecimiento de políticas de aprovechamiento y reciclado, que evite un consumo desmedido de materia prima.

–          Establecer un control férreo sobre las industrias contaminantes para evitar la mala gestión de los residuos, estableciendo medidas de control y protocolos de seguridad que aseguren su cumplimiento. Marcando un canon que irá destinado a financiar directamente las medidas medioambientales.

–          Asegurar y garantizar el acceso a los productos agrícolas de las variedades agrícolas aragonesas al comercio, para favorecer el mantenimiento de estas reservas genéticas y fomentar la utilización de variedades adaptadas al entorno por selección natural huyendo de las marcas registradas y de la agricultura transgénica fomentada por los grandes productores mundiales de semillas.

Estas son las propuestas urgentes para detener el proceso de destrucción de la vida en nuestro planeta tal y como la conocemos y necesitan tu compromiso activo. Son la base general de futuras propuestas colectivistas, solidarias, justas y elaboradas por todas mediante procesos participativos. Apoya estas propuestas con tu compromiso social diario y reivindicativo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: