Puyalón denuncia los nuevos recortes en Educación

La organización política de la izquierda independentista se opone a las medidas propuestas por el Ministerio de Educación español encaminadas a aumentar las ratios de alumnado por aula y elevar las horas lectivas. Asimismo defiende un modelo distinto de enseñanza pública, libre, laica y aragonesa, en contraste con el modelo actual.

Zaragoza, 18/04/2012.

La propuesta que ha realizado el Ministro de Educación José Ignacio Wert esta semana, es valorada con extrema preocupación desde Puyalón de Cuchas. Las intenciones de subir las horas lectivas del profesorado (25 horas en Infantil y Primaria, 21 en Secundaria), así como elevar las ratios de las clases (en un 20%), son un ataque más al sistema de enseñanza pública, lo que demuestra la verdadera cara de la ultraderecha neoconservadora y los axiomas clásicos que esconde este Gran Hermano llamado Capitalismo Neoliberal. Estas disposiciones, junto con otras anteriores, vienen a plantear un escenario de hacinamiento en las aulas, deterioro del sistema de enseñanza, pérdida de recursos y esfuerzos en atención a la diversidad; en definitiva, son la apuesta del PP por una educación elitista, selectiva, discriminatoria y desigual, una apuesta a la cual Puyalón no puede más que oponerse.

Podemos exponer diversos elementos en el análisis para denunciar esta situación:

Primero, el ataque que supone a uno de los pilares básicos de las sociedades humanas, la Educación, como proceso indispensable para transformar la sociedad.

Segundo, la ofensiva que se lleva a cabo contra la clase trabajadora, vulnerando derechos laborales y volviendo a subordinar a las personas a otros intereses.

Tercero, la rapiña que este conjunto de actuaciones supone para el sector público, degenerando su funcionamiento para legitimar con posterioridad medidas correctoras que beneficien al sector privado.

Cuarto, la constatación, una vez más, que el marco colonial español sólo sirve para hacernos depender, a la ciudadanía aragonesa, de decisiones que solo responden a la estructura dominante, de clase y estatal.

Todas estas cuestiones han de ser denunciadas por organizaciones como la nuestra, independentista y anticapitalista, ya que constatamos la apuesta del gobierno actual por una situación de desprestigio de la enseñanza, preparando el terreno para seguir potenciando la escuela concertada, con sus valores morales y religiosos. Puyalón de Cuchas apuesta por una educación pública, libre, laica y aragonesa, que establezca currículos alejados de la actual moral tecno-burguesa, y que forme personas, no individuos alienados a los intereses del sistema.

Artieda, el sentido común se impone a la sinrazón, y nuevamente sus gentes paralizan las expropiaciones forzosas de la CHE

La practica totalidad de las vecinas y vecinos de Artieda, acompañadas por varias decenas de ciudadanas de otros lugares del país, han impedido, una vez más, a los funcionarios de la CHE levantar acta de las expropiaciones forzosas de terrenos incluidas en un anexo del proyecto de recrecimiento del macropantano de Yesa.

Durante toda la mañana de ayer, bajo la lluvia y esa preciosa luz suave de los valles pirenaicos, la pequeña localidad altoaragonesa de Artieda consiguió, una vez más, impedir que la política de hechos consumados de la CHE se llevará a efecto, la conciencia colectiva de todo un pueblo se activó, confrontando argumentos y desafiando al poderoso, en las tierras de cultivo de este hermoso y combativo pueblo aragonés, sus habitantes resistieron sin reblar ni un milímetro ante la ofensiva corrupta, violenta y antisocial de los proyectos diseñados en los despachos racionalistas (¡qué ironía!) de los ingenieros a sueldo del capital.

Decenas de habitantes del municipio, su Ayuntamiento, vecinos y vecinas de la redolada del Biello Aragón, militantes de la Izquierda Independentista Aragonesa, gentes de Chunta Aragonesista y también compañeras de fuera del país como las buenas gentes de Toma la Tierra, plantaron cara a los funcionarios de la CHE y a la numerosa presencia de Guardia Civil que los escoltaba. Varias horas de recorrido por las carretera que circunda la localidad en un colorido cortejo de cuatribarradas y pancartas, corearon gritos como: “Yesa No” , “pantaners asesins”, “fuera, fuera, fuera” o “ni se os quiere, ni se os necesita”.

En declaraciones a AraInfo, Isarael Orera, concejal de Puyalón de Cuchas en Artieda, destacó que “casi perdemos la cuenta de las veces que hemos tenido que enfrentarnos contra estos “funcionarios públicos” que con el respaldo de la Guardia Civil y la maquinaria de un estado español irracional y violento, nos tratan como trofeo de presa. A veces nos sentimos como elefantes en el África central”, señaló con somardería, y añadió, “en Artieda somos conscientes que la lucha no ha terminado, que el estado español tiene muchos recursos para agredir nuestra forma de vida, y sabemos que cualquier día sus máquinas intentarán roturar nuestros campos. Queremos dejar claro que nuestra voluntad es resistir y vencer, que contamos con el apoyo de colectivos y organizaciones de todo el país a quienes queremos agradecer públicamente su solidaridad y a quienes queremos decirles que Artieda no rebla”.

Otros jóvenes de Artieda explicaron a AraInfo que “es lamentable que en estos días en los que los gobiernos neoliberales en el país y en el estado andan robando los derechos sociales a todo el pueblo, estos mismos defensores de la ultraausteridad sean quienes estén tirando varios cientos de millones de euros en un proyecto como el pantano de Yesa”, en animado debate señalaron “ nos recortan en educación, en salud, en los salarios, hoy mismo sabemos que los medicamentos tendremos que pagarlos si nos ponemos enfermos, y sin embargo para este pantano asesino si que hay millones de euros”.

Mientras los mayores del lugar asentían las argumentaciones de los jóvenes, les recordaban que “nosotros ya sufrimos la violencia del estado español, eran los tiempos del desarrollismo franquista y nadie podía siquiera protestar, los tiempos han cambiado, o eso dicen, pero todo nos resulta muy parecido”.

Las participantes en la concentración concluyeron la jornada con un almuerzo solidario, dónde reforzaron su inquebrantable voluntad de seguir habitando su pueblo, de dar vida al territorio, reforzando la idea de que nuestro país no sólo son nuestras ciudades, nuestro país son nuestra gentes y nuestros paisajes, recordando que todas somos Aragón, y que quien agrede a nuestro paisaje o nuestras paisanas nos esta agrediendo a todas.

Fuente AraInfo

No seremos testigos mudos de una injusticia

Se oyen golpes. De nuevo el asedio y la injusticia llaman a las puertas de Artieda. Los representantes de la Confederación Hidrográfica del Ebro han llegado a nuestro pueblo para presentar las actas de expropiación de nueve hectáreas del pueblo. Unas actas de expropiación, regidas por una ley franquista, que si se firmaran pondrían fin a unas tierras de cultivo que almacenan la historia de las familias que durante siglos han vivido de ellas. Se acabaría así el pasado de un pueblo de agricultores y ganaderos que siempre ha intentado construir su futuro de la forma más digna posible.

Pero la puerta hoy también estaba cerrada. Saben que pueden volver cuando quieran porque siempre estaremos allí, en nuestro pueblo, esperándoles. Artieda no se vende, sus gentes estamos convencidas, y por eso seguiremos gritando todo lo alto que podamos y cuantas veces sea necesario YESA NO.

En el día de ayer, cuando los miembros de la confederación llegaron a Artieda, se respiraba en el ambiente que era un día diferente. La rutina del pequeño pueblo de montaña se había roto por una amenaza que no es más que otro ejemplo del asedio que durante décadas ha vivido este pueblo. Era un día lluvioso, como si el entorno fuera consciente del atentado que se estaba cometiendo contra él. Y allí estábamos todos. El pueblo de Artieda al completo. Niños, jóvenes, adultos y ancianos compartiendo una misma lucha: la oposición al recrecimiento de Yesa. Seguimos a los miembros de la CHE por todos los campos, abucheando a esos que nos quieren echar de casa y haciendo muestra así, una vez más, de nuestro convencimiento por vivir en Artieda. Solo reivindicamos el derecho a vivir en nuestros pueblos, a que no destruyan nuestro entorno y nuestro medio de vida. El derecho a que no se atente contra el Camino de Santiago y a que los recursos públicos se utilicen con coherencia. El derecho a que no se juegue con la vida de las personas y el derecho a que no nos arruinen la vida.

Estamos convencidos de que la lucha ha valido la pena y de que todavía queda mucho por hacer y mucho por lo que luchar. La resistencia siempre ha caracterizado a este pueblo, y nos negamos a ser testigos mudos de esta injusticia. Queremos seguir viviendo en Artieda.

Chobenalla de Artieda