COMUNICADO DEL BIC ANTE LAS DENUNCIAS PRESENTADAS POR LA SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO

“PAREMOS LA REPRESIÓN CONTRA LOS COMPAÑEROS INDEPENDENTISTAS; ESPAÑOLA AU D’ASTÍ”

pegalloA lo largo de la última semana, han ido llegando a distintas compañeras las denuncias presentadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en las que se les acusa de haber promovido “desórdenes graves” en el transcurso del “acto militar”, que tuvo lugar con motivo de la izada de la bandera extranjera española en la plaza de Aragón el pasado 5 de octubre.

Desde el Bloque Independentista de Cuchas, en cuyas organizaciones militan alguno de los denunciados, deseamos poner de manifiesto una serie de consideraciones al respecto. En primer lugar, no fue como se dice, un acto militar. Fue un acto programado dentro de las Fiestas del Pilar de Zaragoza, civiles hasta donde sabemos, en el que el Ayuntamiento entregó un espacio al ejército para que representara la militarización de la sociedad a la que aspiran las élites políticas aragonesas y del estado. No es distinto, en ese sentido, a los programas de reclutamiento que asaltan las calles y las pantallas o a la convalidación de estudios universitarios a los militares.

Por otra parte, constituye una evidente manipulación tildar de “desorden grave” al legítimo derecho a la libertad de expresión del que espontáneamente hicieron uso los denunciados y otras decenas de personas, cuando, además, en ningún momento se impidió el acceso a la zona, ni se interrumpió el acto. Bien al contrario, quienes protestaron no hicieron más que poner de manifiesto su rechazo a la izada de la bandera española y los valores militaristas que ésta representa. Esto, que en cualquier sociedad de nuestro entorno sería visto como una simple muestra de libertad de expresión, se ve y se trata por el Gobierno español y sus delegaciones como un hecho en si mismo condenable.

Es además contradictorio que, según figura en la denuncia recibida por las compañeras, sea el Delegado del Gobierno español, Javier Fernández en Aragón quien haya de resolver estas denuncias, siendo el mismo parte de ese ejército español, colono y extranjero. Conceptos como separación de poderes resultan pues extraños a la práctica represiva que ejerce el Delegado. No es nada extraño, en cualquier caso, puesto que estas últimas sanciones se inscriben en las ringleras que el sr. Fernández ha venido escribiendo desde su acceso al cargo, y ya son decenas las multas que desde la sede del virreinato en la Plaza del Pilar se han expedido a los movimientos sociales de Zaragoza de todo tipo. Todo ello envuelto en una sospechosa complacencia con actos fascistas, como los que se vienen sucediendo en nuestra ciudad y su entorno con motivo del 20-N.

Por todo lo anterior, desde el Bloque Independentista de Cuchas queremos hacer público nuestro rechazo a la criminalización y acoso de los movimientos sociales zaragozanos y aragoneses, nuestra oposición a las denuncias presentadas por la Subdelegación del Gobierno en Zaragoza contra las compañeras independentistas y nuestra defensa a ultranza de la libertad de expresión; y, sobre todo, deseamos hacer una llamada a la solidaridad con las compañeras represaliadas.

Podez seguir a campanya aquí.

Anuncios

MANIFESTACIÓN EN ZARAGOZA CONTRA LA BANDERA ESPAÑOLA

https://i0.wp.com/www.kaosenlared.net/img2/76/76648_banderazag.JPG

Convoca: COORDINADORA CONTRA LA BANDERA ESPAÑOLA

En 1591, el Justicia de Aragón Juan de Lanuza V, en aplicación de los Fueros de Aragón, y tras un largo proceso judicial, falló de forma contraria a los intereses del Rey Felipe II de Castilla y I de Aragón. El proceso y las reacciones del Rey provocaron la indignación de muchos aragoneses que llevaron a una sublevación ciudadana. Colérico, invadió y ocupó militarmente el Reino de Aragón. Efectivamente, Juan de Lanuza fue ejecutado y decapitado por oponerse a que los ejércitos extranjeros de Felipe II de Castilla, entraran en nuestro país. Su cabeza cortada, fue expuesta al público durante más de cuatro años, y los cuerpos decapitados de los principales líderes sublevados, colgados sin cabeza en las murallas de la ciudad, por espacio de más de 20 años. La razón siempre estuvo, por tanto, del lado aragonés.

Consideramos, en razón de lo anterior, el izado del banderón español una falta de respeto a este pueblo por diferentes razones:

1.- En primer lugar, por lo que supone colocar una bandera de los asesinos del Justicia de Aragón enfrente de él. ¿Os imagináis colocar una gran bandera francesa abofeteando a Agustina de Aragón? Seguro que no. Pues nosotros tampoco queremos que suceda esto en Zaragoza. El monumento al Justiciazgo ya tiene suficiente con tener en un lado, el edificio de la Capitanía General, el ejército, siempre garante de la unidad indivisible de su querida España.

2.- Porque, la ciudadanía aragonesa no ha sido consultada sobre la colocación de esta. Plantar la bandera en la plaza de Aragón es una decisión caciquil y coactiva de nuestro alcalde, a pesar de las quejas que han surgido. En la misma clave de carencias democráticas, hay que decir bien claro que la bandera que se ha colgado, ninguno de nosotros como ciudadanos, la hemos elegido; es un símbolo impuesto en el tristemente célebre golpe de estado fascista de 1936. Nadie se imagina colocar en Alemania o Italia una bandera de sus dictaduras correspondientes. Pero aquí vale todo.

3.- Ante un monumento civil a la defensa de la legalidad y las libertades, el PSOE nos ha traído una bandera militarista, de mano de militares, para homenajear las “virtudes” militares. La plaza de Aragón ha dejado de homenajear a quien prefirió, a costa de su vida, disolver un ejército, el aragonés, antes que ocasionar una masacre, para ser el epicentro de los herederos de los amotinados, del 18 de Julio de 1936.

El “regalo” que queremos del Ministerio de Defensa no es el de una bandera; queremos la reversión de todos los espacios que tiene en su poder el ejército. Queremos acceso de todos/as los/as Zaragozanos/as a las piscinas militares del Soto de la Almozara, queremos que nos devuelvan el control civil del aeropuerto de Zaragoza, queremos que dejen de tirar bombas en el polígono de Las Bardenas y queremos que nos reviertan el polígono de tiro de San Gregorio que ocupa más de un tercio del término municipal de Zaragoza

4.- Porque utilizar la resistencia popular en los Sitios para justificar el banderón de la Plaza de Aragón, es una mentira histórica. En efecto, en 1808, los ciudadanos y ciudadanas aragonesas, se opusieron a la invasión napoleónica. Ante ella, su primer instinto fue tomar las instituciones, empezando por las Cortes e incluyendo al Justicia, a diferencia del resto de pueblos de la monarquía de Fernando VII. Como Gobierno soberano, Aragón organizó su defensa y mantuvo relaciones con el resto de los territorios borbónicos de la Península, pero también con el Reino Unido. Zaragoza y sus gentes fueron quienes llevaron el peso de la lucha contra el ejército francés, un pueblo lleno de heroínas y héroes populares aragoneses. El grito fue Viva Aragón, y fue la bandera aragonesa la que ondeó en los Sitios. Entre otras cosas, la bandera española no se hizo oficial hasta 1843, 35 años después.

Por más que le pese al alcalde, Sr. Belloch, Zaragoza es la capital de Aragón y, ni negando la existencia a la Comarca de Zaragoza, ni quitando la cuatribarrada de los taxis o de la EXPO, ni colocando banderones frente al justiciazgo, Zaragoza dejará de ser Aragón.

MOVILIZATE CONTRA LA BANDERA
¡ESPAÑOLA AU D´ASTÍ!
FUERA LA BANDERA ESPAÑOLA DE LA PLAZA DE ARAGÓN

Aragón: umillada, sozmesa y contenta.

O domingo 1 de chunio se zelebra en Zaragoza o desfile d’as Fuerzas Armadas españolas, ta mayor gloria d’o melitarismo español en una ziudat que o marketing politico d’a progresía españolista ha quiesto que en altros momentos sía d’a paz. Que ironías.
Ta mayor umillazión s’ha colapsau o zentro d’a ziudat y s’ha ocupau un d’os parques más populars de Zaragoza, o parque Gran, (Cabezo de Buena Vista). O mesmo parque que garra gobierno munizipal (ni os de dreitas ni os supuestos “progresistas”, per clamar-les de bella traza) han sabiu cambear-le o nombre ofizial. Encara güe s’emporca iste importán libiano d’a ziudat con o nombre d’un dictador militar, pai d’un faxista.
Amás d’aber de soportar a ostentazión d’o poderío (?!) melitar d’un exerzito espezialista en sozmeter a os pueblos (como contrimostró en a zaguera guerra que ganó, ta par de 1939, contra os pueblos de l’Estau español), amás de bier como a ziudat ye presa d’a irrazionalidat belizista y como se sozmete l’autibidat normal a os conzietos d’os melitars, amás de tot ixo, as zagueras notizias charran d’un tamborinazo de fuerte balgua simbolica.

Un granizo siñal d’España de bels 20 metros cuadraus presidirá dende o domingo (y contamos que ta cutio) un d’os puestos más simbolicos de Zaragoza: A plaza Aragón. Chusto a o canto d’o monumento a o Chustiziazgo y a o Chustizia d’Aragón más conoxiu y popular, Juan V de Lanuza, el Mozo, feito per Francisco Vidal ta zaguerías d’o sieglo XIX.

Juan V de Lanuza, con todas as suyas birtuz y os suyos defeutos (que prou que’n tendría arrienda) forma parte de l’imachinario coleutibo aragonés. De feito, iste monumento, que leba en a Plaza Aragón 104 años, ba estar construyiu grazias a la colaborazión d’o Conzello de Zaragoza (o mesmo Conzello que agora s’entusiasma con as cuarteladas españolas), a Diputazión Probinzial y a suscripzión popular de particulars.
Dende agora ista memoria coleutiba será cusirada per un granizo siñal d’España (o mesmo que restituyó un tal Francisco Franco en 1936, modificando as colors d’o siñal d’a II Republica Española). Una buena alegoría de como se quiere a o nuestro país, Aragón: Umillada, sozmesa y, en pagas, contenta.