Aragón no rebla

Organizando el presente, conquistando el futuro

Necesitamos visión histórica. La actual confluencia de crisis exige del movimiento obrero una altura de miras poco frecuente y un esfuerzo, otro más, extraordinario. La extrema derecha política en el poder se afana en desmontar cada una de las conquistas que las trabajadoras con su lucha y esfuerzo   han  logrado. Los estados europeos nos castigan sistemáticamente en su huida hacia delante. Y los malnacidos que forman ese pretendidamente etéreo ente, mal llamado “mercados”, inmunes a ninguna inquietud salvo la avaricia, engordan sus ya rebosantes cuentas corrientes.,

Por otro lado, la burocracia de CCOO y UGT plantea demandas de resistencia, asumiendo implícitamente que la situación previa al 2008, o incluso la dada durante el anterior gobierno del PSOE era deseable e idílica. No debemos caer en sus cantos de sirena, lo que el capitalismo destruye no se arregla con más capitalismo. Fueron esas ideas, esas privatizaciones, flexibilizaciones y esa suicida tendencia a abandonar la economiza productiva por la financiera las que nos llevaron a este punto.

Nos hicieron creer que fuera de su sistema, que confrontadas a su estado ni social ni democrático, no había nada. Y ahora nos giramos para observar qué hay mas allá de sus leyes y su beneficio. Pero la critica visceral a la dirección de UGT y CCOO, a los políticos españoles, o la que nos hacemos nosotras mismas, si no va acompañada de propuestas alternativas solo favorecen y legitiman su juego.

Somos obreros y aragoneses, y estamos orgullosos de ello. Somos también conscientes que estos ataques se dirigen a todo el pueblo trabajador aragonés, y que solo él en su conjunto será capaz de encontrar las salidas que nos alejen de la explotación. Es por ello que debemos afanarnos en trasladar nuestras reivindicaciones a nuestras compañeras de trabajo, a nuestras familias, a nuestras amigas. Y al hacerlo debemos ser pacientes, pedagógicos y receptivos.  Recoger y trasladar sus opiniones, enriqueciendo y democratizando la lucha.

Para nosotras, el papel de los sectores públicos es central. Y no solo como re distribuidores de la riqueza, ni como el mayor yacimiento de empleo de nuestro país. Sino porque creemos que las administraciones deben ser garantes de los derechos del pueblo, además de dar ejemplo en materia de condiciones de vida y de calidad en el trabajo por parte de su plantilla.

Por ello, exigimos a los poderes públicos de Aragón la no aceptación de las medidas que impuestas desde España  y Europa, van en detrimento de las condiciones vitales de las aragonesas, mientras éstas no sean sometidas a consulta popular y tras un debate en profundidad sobre las mismas. No pretendemos negociarlas, aplazarlas ni matizarlas. Apostamos por enviarlas a la papelera de la historia.

Demandamos la creación del Marco Aragonés de Relaciones Laborales, acercando la presión obrera sobre los empresarios, y colaborando a construir nuestro país.

Reivindicamos la municipalización de los servicios prestados por los ayuntamientos, cerrando así el paso a las subcontratas y aportando a la eficacia de los mismos.

Luchamos por la prohibición de las horas extra en tanto el paro siga por encima del 5%.

Caminamos hacia la jornada laboral de 32 horas sin merma de salario. No falta trabajo, sino nóminas.

Exigimos una enseñanza pública, aragonesa, de calidad, única, gratuita, científica y democrática. Para ello proponemos la inversión del 9% del PIB en educación, suprimiendo concordatos y ayudas a la privada, y la progresiva asimilación de ésta en el sistema público.

En cuanto a sanidad, entendemos que la inversión debe ser del 14% del PIB y se debe expropiar todo el aparato de sanidad privada y elitista.

Proponemos aplicar la Ley de Dependencia en toda su filosofía. Así mismo, se deben abrir canales con las organizaciones de la vejez y la discapacidad, a fin de que sean ellos quienes definan sus necesidades.

Creemos en la necesidad de otorgar estatus de funcionaria a toda trabajadora que desarrolle su oficio en el seno de cualquiera de los sectores que entendemos que son, o deberían ser, públicos.

Optamos por la puesta en marcha de un plan estratégico de avance decidido hacia la soberanía alimentaria. El campo aragonés solo tiene futuro fundamentándose en el respeto a la tierra y en una profunda reforma.

Consideramos urgente, por último, la nacionalización y puesta bajo control democrático por parte del pueblo trabajador aragonés, de la propiedad de todas las empresas que hacen negocio con los recursos mas estratégicos. Expropiación de los sectores de transportes, energía, comunicaciones y gestión de la salud humana y medioambiental.

Sindicato Obrero Aragonés (SOA)

Anuncios

4 comentarios

  1. […] Comunicado del SOA Me gusta:Me gustaBe the first to like this. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: